¿Perdiste el olfato? Los aceites esenciales te ayudarán a encontrarlo

perdida del olfato

¿Tienes algún olor favorito? ¿Hay alguna cosa que traiga a tu memoria buenos recuerdos solamente con olerla?

El olfato es una de las herramientas más poderosas del cuerpo, especialmente cuando queremos retener información en nuestra memoria. Es por esto por lo que, generalmente, tenemos olores o aromas preferidos que están ligados a la atención que prestamos a objetos, comida o personas y al grado de atracción que estas nos generan; muchas veces una persona nos atrae por primera vez gracias al olor de su perfume, o decidimos si una comida es apetitosa o no de acuerdo con su olor. 

Es, entonces, perfectamente normal que el olfato se convierta en algo indispensable para realizar la mayoría de las actividades, para vivir y revivir experiencias y ayudar a la memoria a retenerlas a largo plazo. Ahora, la pregunta es: ¿qué sucedería si perdieras el olfato? Aunque esta pérdida requiere condiciones verdaderamente difíciles, si sucede y es común como síntoma de algunas enfermedades, especialmente respiratorias, y traumatismos. Nuestros sentidos están tan arraigados a nosotros, estamos tan acostumbrados a que funcionen correctamente todo el tiempo, que a veces los descuidamos o damos por hecho que están ahí; cuando uno de ellos se pierde, es cuando realmente nos damos cuenta de todos los beneficios que nos proporcionan. 

Por tal razón, es de suma importancia saber cuáles pueden ser las causas de la pérdida del olfato a corto y largo plazo y qué métodos y entrenamientos han resultado efectivos para lograr una recuperación progresiva y completa. 

No experimento olores: Mi olfato se ha ido 

Antes que nada, debes saber que la pérdida del olfato, aunque es incomoda y en algunas ocasiones puede ser grave, no siempre se da por periodos muy largos de tiempo, esto dependerá exclusivamente de las causas que llevaron a que tu sentido del olfato se viera afectado. Por otro lado, también se debe tener en cuenta que las afectaciones en el olfato pueden presentarse de dos formas: parcialmente (hiposmia) y completamente (Anosmia). 

Pero, seguramente te preguntaras cuáles son los motivos por los que puede suceder esta situación, para saber a qué te enfrentas y cuándo debes preocuparte: lo primero es que una de las principales causas para perder el sentido del olfato son las enfermedades  o alteraciones respiratorias, tales como las ocasionadas por virus agresivos, la sinusitis y poliposis nasal, así que siempre es bueno estar atento a nuestros síntomas frecuentes cuando presentamos enfermedades respiratorias, porque no todas se presentan de la misma manera y mucho menos cuando nos referimos a la pérdida de los sentidos. 

Otras de las razones por las que podríamos enfrentar esta complicada situación es por traumatismos o algunas enfermedades degenerativas. De igual manera, si has estado en contacto con medicación o químicos fuertes, estos pueden ser determinantes para generar irritación en los tejidos nasales y, por ende, llevar a la disminución del olfato. 

La pérdida del olfato puede llegar a afectar un poco más del 10% de la población, presentándose, en la mayoría de los casos, por inflamación de los tejidos nasales y afectación leve o moderada en los nervios olfativos. Ahora, es necesario recalcar que a estas pérdidas ocasionales del sentido del olfato no se les ha encontrado una cura específica, aunque si existen soluciones que han probado ser muy eficaces al momento de ejercitar el sentido para que, con el tiempo, vuelva a funcionar al 100%. Un gran ejemplo de esto es el entrenamiento olfativo a partir de esencias específicas: no solo se entrena el olfato desde la perspectiva física, sino que además es una muy buena solución para fortalecer la memoria olfativa del paciente. 

¿Cómo volver a percibir los olores después de padecer una enfermedad respiratoria? 

Para comenzar y como sucedería con cualquier proceso recuperatorio, es fundamental saber la causa del problema olfativo. Cuando las lesiones tienen una gravedad alta, seguramente va a ser necesario el uso de medicamentos y tratamientos clínicos específicos para las zonas de la nariz o del cerebro que sean los causantes del problema. Pero, si la pérdida se ha generado a causa de una enfermedad respiratoria, nuestro síntoma podrá ser manejado con tratamientos caseros, de baja complejidad, pero con óptimos resultados. 

En el último año ha tomado mucha fuerza la investigación y utilización de un entrenamiento olfativo que consiste en trabajar con 4 o 5 aceites esenciales o fragancias con la intención de estimular los nervios olfativos. Esta serie de ejercicios se deben realizar dos veces al día, durante, por lo menos, cuatro meses.  Lo más fundamental de esta técnica es que requiere concentración y consciencia corporal para exigir al cuerpo y al sistema olfativo la identificación paulatina de los olores. 

Los aceites esenciales son los protagonistas en este entrenamiento, porque, a diferencia de otros productos medicados, estos son obtenidos gracias a procesos botánicos que garantizan su fuerza, potencia y protección del cuerpo frente a agentes externos como los virus. En el caso de este entrenamiento, nuestros aceites y fragancias aliados son los que cuenten con olores florales, de limón, clavo y eucalipto. Aunque estas son las fragancias recomendadas por sus propiedades curativas, especialmente en cuestión de inflamación, puedes escoger los aromas que más llamen tu atención o incluso podrías remplazar los aceites por otros elementos que tengan un aroma fuerte: betún, perfumes, especias, entre otros. 

Ten en cuenta que nuestro tratamiento estrella va a ser efectivo solamente si lo realizas siguiendo las indicaciones de la manera adecuada: debes poner unas gotas de aceite sobre una banda de olor o alguna superficie que lo pueda conservar por un tiempo prudente. Luego debes olor la superficie por máximo 20 segundos y dejar descansar el olfato por mínimo 30 segundos entre fragancias. Esto es muy importante porque si expones el sentido por más tiempo, puedes sobresaturarlo y afectar los beneficios de los aceites. 

¿Los aceites esenciales me traerán mejoría inmediata? 

Aunque puede sonar desilusionante, la verdad es que el entrenamiento con aceites esenciales toma tiempo. Es un proceso con el que la mejoría se dará progresivamente, siempre cuando se sea constante. Generalmente, para alcanzar un grado de mejoría alto, debe transcurrir por lo menos un mes y la idea es que, aun así, el tratamiento se continúe por algunos meses más, esto dependiendo de la situación en la que se encuentre cada paciente: causas por las que se perdió el olfato, la edad del paciente y si la pérdida fue parcial o completa. 

Ahora bien y como se dijo anteriormente, para que el tratamiento resulte efectivo y se pueda hacer una aproximación leve a los resultados de este, el primer paso es conocer las causas. El tratamiento con aceites esenciales no requiere fórmula médica ni ningún tipo de seguimiento profesional específico, pero dependiendo del daño que tengas será o no la solución para ti. El entrenamiento está diseñado para regenerar las células encargadas de secretar las sustancias que estimulan las neuronas y de mantener viva la curiosidad por los olores, por lo que, si tu daño se da, por ejemplo, por una fractura que afectó el nervio óptico lo más probable es que el tratamiento no tenga el efecto que estás esperando. 

El tratamiento con aceites esenciales ha logrado muy buenos resultados: entre el 40 y el 50% de las personas que lo utilizaron se recuperaron de su pérdida olfativa y continuaron potenciando el alcance de su sentido. Es un tratamiento muy recomendado, especialmente al hablar de enfermedades respiratorias, porque, aparte de que mejora la capacidad olfativa es fácil de aplicar y totalmente indoloro. En vez de generar mayor incomodidad, alivia los síntomas, y dependiendo del tipo de esencias que utilices, ayudará también al manejo de estrés, a la mejoría de otros problemas de salud y a la tranquilidad mental. 

La solución está en los aceites esenciales: simple, agradable y efectivo. Si tienes algún problema olfativo, es momento de que comiences. 

Más
Artículos

MARKETING SENSORIAL EN ESPACIOS PÚBLICOS

Marketing sensorial en espacios públicos

Los sentidos son el medio que nos conecta con el mundo, a través de ellos vivimos experiencias constantemente, ya que nos permiten percibir cada detalle que hace parte de nuestro entorno. “No hay nada

¿Qué es un odotipo?

¿Qué es un Odotipo y cómo crear uno para tu empresa?

Cuando tenemos una empresa, buscamos de una u otra manera su crecimiento, nos abrimos a las diferentes oportunidades para impactar en el mercado y descubrimos que entre más nos diferenciemos de la competencia, mejores

CREAMOS EXPERIENCIAS SENSORIALES PARA TU MARCA

CONTÁCTANOS Y PRUEBA NUESTRAS FRAGANCIAS

CONTACTA UN ASESOR

    Acepto el tratamiento de mis datos personales. Leer más